SERRERÍA BELGA-MEDIALAB PRADO

Por: Andrea Adones del Barrio

La antigua Serrería Belga alberga hoy el Medialab Prado, situado entre las calles Cenicero y Alameda, junto al Paseo del Prado y cerca del Caixaforum, perteneciendo al recorrido conocido como el paseo de las Artes de Madrid.

La Serrería Belga es uno de los pocos ejemplos que perduran de la arquitectura industrial de la capital. Fue construido en la década de los años 20 del siglo pasado, por el arquitecto Manuel Álvarez Naya, uno de los arquitectos más reconocidos del movimiento modernista madrileño. Fue de los primeros edificios realizados en hormigón visto en la ciudad, si bien su fachada principal mantiene un carácter clasicista.

AUFI.Patrimonio Industrial

La Serrería Belga, como su nombre indica, era un taller para serrar maderas, en él se realizaban molduras, carpinterías, etc. La madera era traída de la Sierra de Madrid, concretamente de los bosques del Paular. Gracias a su situación cercana a la estación de Atocha el transporte de esta madera era sencillo. Se puede decir que este taller fue creado conforme a los valores propios de la industrialización del siglo XIX y los proyectos ilustrados, que buscaban el progreso del país desde el siglo XVIII, de ahí su situación en la ciudad.

Este espacio industrial se edificó en varias fases, primero se construyó lo que sería la zona de talleres, después el secadero de maderas y por último, ambas naves se unirían por un edificio central, que conecta ambos. Las tres naves fueron conservadas y albergan lo que se conoce como Medialab Prado.

La actividad de la Serrería duraría hasta la década de los 70 aproximadamente, cuando ya empiezan a abandonarse las naves. Éstas pasan a manos del Ayuntamiento, que en 2007 saca a concurso la “adecuación de la antigua serrería belga”, con el fin de convertirlo en el Medialab Prado. El proyecto ganador es “Street Fighter”, de María Langarita y Víctor Navarro.

La intervención arquitectónica que se propone es, lo que sus arquitectos definen como “Street Fighter”, donde dos individuos se enzarzan en una pelea, en las que independientemente de la situación de la misma, siempre están diferenciados y  reconocibles ambos individuos. De esta forma, pretenden que la diferencia entre edificio inicial e intervención esté siempre presente, que la especialidad de las naves y las energías que en ella hay, queden perennes a lo largo de la historia de la misma.

AUFI.Patrimonio Industrial

Para ello proponen la introducción de un artefacto que denominan “La Cosa”, que coexistirá con la preexistencia y será la que adapte el edificio a las nuevas necesidades de Medialab Prado. La materialidad propia de “La Cosa” pone en evidencia la naturaleza de la misma, empleando materiales que se contraponen a los existentes en la Serrería. Así serán los materiales ligeros y tecnológicos más avanzados, con colores florescentes, contendrán las instalaciones y servicios necesarios, introducidos en la especialidad de la Serrería, pero sin negarla.

AUFI.Patrimonio Industrial

Las instalaciones que se introducen siempre van de la mano de la tecnología y del propio concepto de Medialab, de forma que se introducen hitos como la fachada digital, que crea un espacio de relación social, los estores de las ventanas se convierten en pantallas de proyección, y los conductos de aire serán como mangas pasteleras, que se inflan cuando el aire corre por ellas. Todo esto crea una comunicación más directa con el habitante del lugar. Se convierte en un espacio de creación y arte donde la arquitectura juega al mismo nivel que el usuario.

AUFI.Patrimonio Industrial

Al mismo tiempo, los arquitectos reflexionan sobre el concepto del espacio industrial. A pesar de su condición de lugar de trabajo, las naves son verdaderos templos. Una arquitectura austera, pero donde la especialidad y las sensaciones transmitidas no se ven cuestionadas. Hoy en día, sin embargo, esta filosofía en torno a la arquitectura de la industria y el trabajo cambia, se realizan espacios austeros, cada vez pensados más desde el aspecto económico que como reflexión sobre los usuarios y sus necesidades. Es por ello que estos arquitectos deciden volver al concepto de espacio industrial, recuperan la importancia de lo artesanal y lo ponen de manifiesto en el cuidado de los acabados, aunque no significa que estos no sean austeros y económicos, poniendo ambos conceptos en sintonía.

La intervención de Medialab Prado ha recibido numerosas menciones y premios, como en la XII Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo.

Más información:

http://medialab-prado.es/

http://www.bienalarquitectura.es/index.php/premiados-xii-beau/

http://www.rtve.es/alacarta/videos/edificios/edificios-arquitectura-industrial/2852294/

http://www.abc.es/local-madrid/20130719/abci-serreria-belga-premio-visitas-201307171758.html

https://www.flickr.com/photos/medialab-prado/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s